Capitulo 3

Como hemos visto en los anteriores capítulos, comparé una situación con la otra, podría ser que la chica se hubiese fugado harta de estar con su padre, debido a que seguro que era maltratada (tenía esa intuición),  este hecho fue confirmado por ella misma, dejó escrito en una red social que recibía maltrato de su padre. 

Me estremecí cuando leí en la prensa una entrevista a su novio, en  la cual indicaba que en casa de la chica desaparecida, parecía todo perfecto, me recordó a la familia de mi pareja, una imagen idílica pero con un oscuro secreto.

En esas manifestaciones que dejó escritas en la red social la chica desaparecida, describió un auténtico infierno en su casa, por lo que la sobreactuación de su padre cobraba fuerza, porque si su hija aparecía, nadie le creería que era maltratada con la imagen que el padre se encargó de proyectar. Pero estos escritos sumados a denuncias por maltrato de la actual pareja del padre, sumado a las denuncias de su expareja, irían acabando con su fama, se acababa la función.

Pero antes de todo esto, hacía  una iniciativa tras otra para encontrar a su hija, pero me vino a la cabeza otro suceso que también podría haber pasado.

Volviendo a comparar la vida de mi pareja con la del padre de la chica,  me acordé de un día de enero, cuando sorprendí a mi pareja tosiendo en la cara a mi hija.

Tres días después de esa acción, mi hija tuvo que ser ingresada en el hospital aquejada de bronquiolitis, cinco días después de esa acción, mi hija pasaba a la UCI pediátrica del hospital. Cuando preguntábamos si iba a salir de la UCI, los doctores, no nos podían asegurar si iba a salir de la UCI.

Afortunadamente mi hija se recuperó, después de 10 días tuvimos que ir a un control pediátrico, la doctora nos explicó el virus que tuvo mi hija, sus características, como actuaba...,  no le encajaba lo sucedido a mi hija, con el tipo de virus que tuvo, en otras palabras desvelaba que el hecho de toser a mi hija en la cara, pudo ser el desencadenante del desastre que sufrió en el hospital, esperaba que le diésemos pistas por que no se explicaba lo sucedido.

Por supuesto lo de que a mi hija le habían tosido en la cara, solo sabíamos mi pareja y yo, mi pareja lejos de sentirse culpable o un poco arrepentida, arremetió contra mí diciendo que era un maltratador por decir que le había tosido, cuando realmente había sido así.

La escenificación que hizo, fue estar 60 días sin salir de casa, así si se me ocurría decir que ella le había tosido, podría decir "Con el esfuerzo que estoy haciendo y tú diciendo que sido culpable de la bronquiolitis de nuestra hija, que mala persona eres".

Por lo que se habría otra posibilidad de la desaparición de la chica, una era la fuga para no aguantar más los maltratos de su padre, otra es que le hubiese hecho algo accidentalmente, como mi pareja a mi hija, pero que en este caso no había testigos y que la sobreactuación que hacía el padre era para lo mismo que mi pareja, que nadie le pudiese decir que el tenia algo que ver con la desaparición, porque podría contestar: " Con los esfuerzos que estoy haciendo y tú dices que tengo algo que ver, que mala persona", igual que en el caso de mi pareja. 

Mi pareja escenificó sin salir de casa como protectora extrema de su hija, no era necesario estar dos meses sin salir a la calle, los doctores dijeron que era una locura. 

El padre escenificó buscando una y otra vez por el mismo sitio donde antes había buscado mas de cien agentes de policía, gente experta que peinó palmo a palmo la zona, pues el padre tambien buscó por la misas cisma zona, hasta en tres ocasiones. Algo totalmente innecesario.

Entre las muchas iniciativas que el padre  hacía para encontrar a su hija, una de ellas fue publicar las prendas que llevaba el día de la desaparición, pero según comentaba el diseñador gráfico que le hizo los carteles, se olvidó de un accesorio, según decía el padre, ese accesorio era muy importante, porque según él, había sido secuestrada y en el forcejeo de llevársela, el accesorio podría haber salido volando, si alguien encontraba el accesorio,  en esa zona había ocurrido los hechos.

Cuál fue mi sorpresa cuando un año después de la desaparición, el padre de la chica sale en prensa enseñando el accesorio, el mismo que era muy importante encontrar un año antes.

Lo mostraba a la prensa para dar dramatización  a que su hija llevaba un año desaparecida, pero la pregunta es: ¿Que hacía el padre con el accesorio? ¿Quizás se lo dejó olvidado? ¿Quizás la chica volvió a casa? ¿El padre creyó que lo llevaba, pero no fue asi?
Todo eran preguntas, todo eran incógnitas, todo era misterio, todo esto provocado por su propio padre.

Pero no fue la primera vez que apuntó lo del accesorio, después de salir en prensa mostrandolo, mucho tiempo después volvió a insistir que el día de la desaparición, llevaba el accesorio.

Por lo que ante estos hechos, particularmente para mí, cobraba fuerza la segunda opción, la de la comparación con mi pareja, accidentalmente le pudo hacer algo a la chica, igual que mi pareja le hizo a mi hija, pero que la chica no corrió la misma suerte que mi hija.

Apuntar que en el juicio de la separación, mi pareja utilizó el hecho de que yo dije que le había tosido, para justificar que era un maltratador, sin ningún pudor delante de un juez exponiéndose a que yo pudiese pedir un peritaje médico, para determinar si el virus que tuvo mi hija que le llevo a la UCI, tal como dijo la pediatra, pudo ser provocado por la acción de toser mi pareja en la nariz a mi hija.

Esas tres pistas que dio la pediatra las llevo grabadas como un tatuaje, para toda la vida, pero lo realmente preocupante fue que mi pareja lo utilizó en su beneficio, que no era otro que intentar convencer a la jueza que yo era muy mala persona y ella era muy buena.

Por lo que estamos ante personas con una ausencia de empatía hacia su hija, cómo los padres de mi pareja habian tenido hacia ella (recordamos, los padres de mi pareja le crearon un trauma y han estado observando como ese trauma ha hecho que su hija, no este psicológicamente equilibrada, con mucho sufrimiento durante 30 años, con el único fin de la glorificación de ellos mismos)

El padre de la chica parecía manifestar la misma acción, porque tiempo después, llegó a decir que iba a publicar un vídeo publicitario que hizo su hija para sus negocios, unos años antes de su desaparición, manifestando abiertamente haber si su hija le daba algún beneficio, realmente después de escuchar esas palabras uno tiene mucha impotencia por toda esta situación.

Entradas populares de este blog

CAPITULO 1

Capitulo 5

Capitulo 2